Total que después de una junta de dos horas con el Peje, González Garza y Navarrete, finalmente se llegó a una solución sensata: parar el asunto de los abucheos para que no lo siguieran usando los medios para desviar la atención de lo verdaderamente importante: la defensa del petróleo.Por lo menos eso se intuye del comunicado que dio a conocer Ricardo Monreal sobre el asunto y que se dio a conocer en El Universal en este link.

Dice el documento:

En primer término, se hace un llamado a todos los militantes y simpatizantes del movimiento a no incurrir en ese tipo de acciones de carácter violento y subrayar que se trata de un movimiento pacífico. Por tanto, el llamado también es para mantener la unidad.

Como segundo punto, acordaron por unanimidad amparar de manera amplía la convocatoria de López Obrador y del Frente Amplío Progresista (FAP) en torno a la defensa del petróleo.

Esto implica respaldar, de manera unánime, el plan de acciones que el domingo se dieron a conocer, entre lo que se incluye la huelga legislativa, el establecimiento de cordones ciudadanos en oficinas estratégicas de Pemex, así como en la Cámara de Diputados y Senadores, en congresos estatales y bloqueo de carreteras.

Los diputados y senadores del PRD apoyarán también estas acciones y se mantendrán unidos en este propósito. Para ellos se ha establecido un acuerdo de unidad, según Monreal.

Concluyeron que este tipo de incidentes no deben repetirse y el movimiento debe continuar de manera pacífica.

Como tercer punto del acuerdo, especificaron que no habrá violencia, que el movimiento seguirá siendo pacífico y que habrá cuidado en la filtración de elementos que no siendo del movimiento, intenten provocar actos como el del domingo, que empañaron el acto.

En suma, acordaron que se trata de un incidente que se debe colocar muy por debajo del principal propósito que es la defensa del petróleo.

Por último, decidieron que el FAP de manera unida solicitará en ambas cámaras una auditoría amplía a Pemex, porque existen documentos que establecen que el secretario Gobernación, Juan Camilo Mouriño, caería en tráfico de influencias, entre otros.

En estos documentos se advierte la asignación de contratos irregulares de cuando Felipe Calderón fue secretario de Energía.

ESA es la salida sensata. No seguirle el juego a los medios chayoteros. Lo que sorprende y francamente OFENDE, es que González Garza y Navarrete hayan dejado que los medios hicieran su cortina de humo durante todo el día. Esperemos que sean más sensatos a la próxima y no le den cuerda a los medios para que sigan jodiendo en su afan por chingar al movimiento y lamerle las patas al ESPURIO.
Una razón más para apoyar al peje en el 2008.

cortesía sendero del peje