Por Carlos Martínez

Escuchaba con interés el comentario editorial de nuestro compañero Daniel Turriza Medina y también durante la semana que recién concluye en el Canal de Telesur tuve la oportunidad de ver a nuestro editorialista y amigo, Thomas Zapata Bosh, realizando una brillante entrevista al ex diputado federal y líder moral del PRD Abraham Bagdadi Estrella..
Y usted se preguntará, ¿y qué tiene que ver una cosa con otra?
Pues resulta que si tienen que ver, y mucho, y Vera usted porqué.
Ambos periodistas abordaron un tema que es debate obligado entre la mayoría de los campechanos, ya sea en el café, en el centro de trabajo, en la escuela, e inclusive en el mismo seno familiar.
Claro, me refiero a la sucesión gubernamental para el 2009.
O a poco, ¿no fue tema de debate en la cena de navidad, de año nuevo y hasta en el corte de la rosca de reyes?
Sin lugar a dudas la reflexión de Turriza Medina sobre lo difícil que será la decisión que tendrá que tomar el primer priísta del Estado es bastante acertada, principalmente porque los que aspiran, suspiran y andan en franca precampaña, son muchos y todos creen que se merecen dicha nominación.
Mientras que por el lado de Zapata Bosh, , cuestionó a su entrevistador y a todos los televidentes, sobre si les quedaba duda de aquella máxima de la política del patio de que “gobernador pone gobernador”.
Como usted se podrá dar cuenta, en los dos espacios se tocó el mismo tema y como aún hay muchas dudas al respecto y para que no digan que soy un perverso, vamos a hacer un ejercicio de reflexión, todos juntos, para ir despejando nuestras dudas.
Las respuestas usted mismo se las va a dar, así que comenzamos.
1.- ¿Para usted Jorge Carlos Hurtado Valdez era el candidato ideal a la gubernatura en el 2003 o había otro aspirante con mayor popularidad y trayectoria política?
2.- ¿Por la designación de Hurtado Valdez, estuvo el PRI a punto de perder la contienda electoral ante el desconocido candidato panista, Juan Carlos del Río González?
3.- ¿Nuestro mandatario llegó a la alcaldía de Campeche y posteriormente a la gubernatura de Campeche gracias a sus dotes políticas o a la amistad con los hermanos González Curi y a su sumisión con él, en ese entonces, mandatario estatal?
4.- ¿Desde el ascenso de Hurtado Valdez se dieron cambios importantes en el gabinete o siguen siendo los mismos de la pasada administración, salvo algunos enroques menores y nombramientos que contradicen la promesa del gobernador de qué “solo los que tengan el mejor perfil estarían en su gabinete”?
Ahí está el ejemplo del secretario de Finanzas, que va por su segundo sexenio y el nombramiento más incongruente que se ha dado en la administración hurtadista que fue la del titular del Indecam, Enrique Rosado Méndez, que ni estudios profesionales tiene y mucho menos se destacó en alguna actividad deportiva, salvo ser denunciado por sus colaboradores y subordinados, como el más rápido para hacer desaparecer el presupuesto en los cargos en que fue impuesto.
5.- ¿Usted cree que la llegada de Raúl Pozos Lanz a la dirigencia del PRI fue una decisión del gobernador o de quienes impulsaron la carrera del champotonero y del mismo mandatario, desde sus inicios en el Frente Juvenil Revolucionario?
Y es que no hay que perder de vista, que si Pozos Lanz permanece en la dirigencia estatal del tricolor, será el encargado de conducir los trabajos internos para designar al próximo candidato a la gubernatura del Estado por el PRI, que obviamente responderá a los intereses de sus padrinos políticos.
Pero aún hay más.
6.- ¿Alguno de los aspirantes y suspirantes priístas a suceder a Hurtado Valdez en la silla del cuarto piso acataron los llamados del gobernador para ponerse a trabajar y dejar de hacer precampaña?
Y es que por poner un ejemplo, en las pasadas fiestas decembrinas, para ser precisos el 22 de enero, en conocido hotel de la ciudad, propiedad de sus padrinos políticos, el senador y aspirante a la candidatura priísta a la gubernatura, Alejandro Moreno Cárdenas, llegó al exceso de convocar a los representantes de los medios de comunicación a una posada muy selecta, o sea “petit comité”, que terminó en un mitin de precampaña, en donde al final entregó a los asistentes una canasta navideña repleta de botellas baratas de lícor, con las que trató de convencer a los comunicadores para que apoyarán su desbocada precampaña.
Y ya para terminar.
7.- ¿Usted amable lector cree qué el primer priísta del Estado tendrá el valor para designar a su sucesor, o esa decisión estará en manos de quienes lo han llevado de la mano por toda su carrera política?
Como se podrá dar cuenta amable radio escucha, no es necesario ser un avezado analista político para percatarnos como se está tejiendo el entramado político y quiénes son los que tienen verdaderas posibilidades de suceder a Jorge Carlos Hurtado Valdez en la silla de cuarto piso de Palacio de Gobierno.
Pero ese será tema de otra reflexión que haremos todos juntos.
Como siempre su opinión es la más importante.

Cortesía de Campechehoy.blogspot.com