Durante seis meses el dolor, la tortura con la que estas mujeres han vivido es inaudita, La impotencia que viven aunada a la paradoja de la esperanza y la fe se amplía cada día que viven, por la desaparición de que sus familiares están desaparecidas; Antonia busca a diario a sus hijas, viviendo en la zozobra de saber si están vivas o muertas, más allá de lo que las autoridades le pueden responder, más allá aun de la ayuda que se le brinda por todas las organizaciones que pretenden ayudarlas ella sufre, vive el dolor de una madre, que ignora donde se encuentran sus hijas ¿Quién no ha vivido por un momento este dolor? cuando en el súper, en el parque, al caminar por las calles por instantes se pierde de vista a los pequeños hijos., ese dolor esa angustia que devora la vive todo el tiempo Antonia, pero todo eso se nos olvida con las notas que hablan de los muchos revoltosos que sangran al país, la izquierda, la derecha, Calderón, AMLO, y todo aquel que debería de hacer algo por estas mujeres, y peor aun la vida de Britney Spears, de la última telenovela, del último grito de la moda.Para las mujeres de las comunidades triquies los derechos humanos les son ajenos, su integridad se ve violentada tanto por la carencia de los servicios y condiciones básicos para la vida, como por el riesgo latente de ser lesionados o de perder la vida por motivos políticos. Ante ello, quienes han sido mayormente vulnerables son los ancianos, las mujeres y los niños y niñas; pues tienen menos posibilidades de defenderse y frecuentemente se convierten en un botín de gran valía para tomar venganza entre sus enemigos. Así lo señaló la limedh en el boletín de prensa que nos entrego.Se puede hablar de mil suceso pero las lagrimas de Emelia la impotencia, de no poder hacer que la sociedad voltee a verlas, genera en ellas desesperación, es ya importante detenernos a revisar la poca empatía con la que vive el ser humano, es importante aprender a reaccionar antes de que sucedan hechos sangrientos y culpar a los gobernantes, no con esto se quita la responsabilidad que ellos tienen en estos asuntos ya que en efecto al procurador del estado de Oaxaca se le ha señalado la situación desde hace varios meses y hasta la fecha no ha actuado y se espera que lo haga.Yesica Sánchez Maya señala que el día Martes 8 de enero del 2008, se presentarón ante la Procuraduría General de Justicia para exigir que se investigue el paradero de las hijas de la señora Antonia Ramírez, ya que hasta el momento hay nulos avances, en dicha reunión el Dr. Evencio Nicolás Martínez se comprometió a iniciar un operativo para buscar a Daniela y Virginia Ortiz Ramírez. Pero y si no lo llevan a cabo ¿qué vamos a hacer como sociedad?, esperar una masacre mayor? y entonces señalar.

La sociedad tiene una gran deuda con los indígenas, la sociedad entera debe entender que gracias a ellos estamos en este país tan lleno de contradicciones, que son nuestras raíces y que no se puede permanecer impávido ante tanta agresión, que no se puede ya darle más importancia a un césped, que a una mujer triquie, esto lo menciono al recordar las palabras y el dolor en ellas de una mujer que admiro y respeto mucho por su coherencia, al conocer la condición de las mujeres triquies, y en ese momento ver en el parque El llano en la Cd. de Oaxaca un anuncio que decía así, ” NO ME PISES;CUIDAME. ¿Será en efecto que los céspedes de nuestros jardines son más importantes que la vida de una mujer que es amenazada de muerte por denunciar lo que viven en su comunidad?. Lore no lo creo, aun creo en la capacidad del ser humano de empatar y cambiar su destino.

YO TE NOMBRO LIBERTAD, CREANDO CONCIENCIA
VERONICA VILLALVAZO
solo tengo mis ojos y mi mente como herramienta para trabajar
FRIDA