Campeche, Cam. Mex.-La permanencia de los gobiernos revolucionarios en Campeche está garantizada con las propuestas del “trabajo conjunto, la cercanía con la gente y la vocación de servicio. Con la razón histórica de nuestro lado, el PRI sigue ganando elecciones, y el proyecto opuesto naufraela intolerancia y el desorden”, aseguró lasecretaria general del Comité Directivo Estatal del tricolor, Adda Luz Ferrer González, al celebrar el XCVII aniversario de la Revolución Mexicana.Que no pretendan sorprendernos los agoreros de la visión derechista o los radicales sin rumbo y sin proyecto, señaló la dirigente, porque “nosotros contamos con las mejores causas, con la mejor organización y estructura política, contamos con un patrimonio político extraordinario: la obra social y la infraestructura de un priísta ejemplar, Jorge Carlos Hurtado Valdez, quien es nuestra mayor fortaleza y garantía de éxito futuro”.

Ante la presencia del presidente del CDE del PRI, Raúl Aarón Pozos Lanz y miembros del comité estatal, Ferrer González aseveró que el PRI apuesta por México, es el eje conductor de la República, garante de viabilidad política, económica y social del país, y lamentó que a cambio “nos paguen con ataques arteros y descalificaciones estériles”.

Advirtió que a la sociedad ya no se le engaña con declaraciones dolosas y mal intencionadas. “Los campechanos sabemos que el PRI está construyendo un mejor futuro y que a diario lucha por las reivindicaciones sociales; no se puede concebir la gobernabilidad de Campeche hoy sin el PRI”, agregó.

Rememoró que desde el inicio del Siglo XX la corriente Revolucionaria se empeñó en transformar las condiciones de vida imperantes al amparo de la dictadura de Porfirio Díaz que frenaba el desarrollo del pueblo y favorecía a los grandes capitales extranjeros y de algunas familias mexicanas que acaparaban las vías de comunicación, las industrias y los grandes latifundios.

La falta de seguridad, libertad, justicia y cultura, entre las grandes mayorías provocó el estallido violento de 1910. El tiempo presente nos exige un nuevo tipo de empresa, de gobierno, de comercio y de educación; pero más nos urge un mejor nivel de vida para los mexicanos, es este un país injusto que va de la miseria a la opulencia, apuntó.

“No estamos en contra de quienes tienen mucho, estamos decididos a combatir a la pobreza y a la marginación, para que los compatriotas vivan mejor, que cuenten con los satisfactores y el bienestar que da la justicia social. En nuestra sociedad, no debe de haber niños sin escuela, jóvenes sin universidad, ni padres sin empleo, mientras esto no ocurra seguirá vigente la Revolución Mexicana, sus causas y sus ideales”, finalizó.